Noticias


DECE: Ofreciendo bienestar integral a los estudiantes

05 de octubre de 2018
foto de la noticia

Entrevistas CEES

DECE: Ofreciendo bienestar integral a los estudiantes

El Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) es la instancia responsable de la atención integral de los estudiantes. Su propósito es brindar apoyo y acompañamiento psicológico, psicoeducativo, emocional y social de acuerdo con el marco legal vigente.

Jenny Benalcazar es la directora del DECE del Masculino. Ella ha trabajado toda su vida en educación, comenzando en el área de la educación especial donde laboró durante 10 años; también colaboró durante 26 años en la Universidad Laica, su alma mater; y en el Centro de Estudios Espíritu Santo lleva 17 años ofreciendo sus conocimientos a los estudiantes en el ámbito de la orientación, que es lo que le apasiona.

¿Qué hace el DECE?

El departamento de Consejería Estudiantil es un departamento que procura el bienestar integral de los estudiantes, atendiendo las necesidades afectivas, y en algunos casos familiares, si la familia lo permite.

Derivamos estudiantes a profesionales externos, si el caso lo amerita, si hay una necesidad más fuerte o profunda y luego con los resultados del diagnóstico hacemos el seguimiento.

¿Cómo está conformado el Dpto. del DECE?

Nosotros tenemos un equipo que está formado por un psicólogo clínico, una psicóloga educativa, una psicopedagoga, y yo como coordinadora, también psicóloga educativa.

¿Cuál es el principal problema entre los chicos?

La agresividad, necesidad de afecto, que puede ser la causa en muchas ocasiones de esa agresividad. Se ve también un poco de desidia o indiferencia o algunos padres no quieren ver o aceptar que el hijo tiene un problemas.

¿Qué significa que tiene falta de afecto?

No darle la atención física o personal, un abrazo, un beso, una caricia en la cara o en su cabeza, que los niños y adolescentes necesitan.

La agresividad, ¿por qué se da, cómo se refleja?

Las causas pueden ser varias, puede ser que haya peleas en la familia o que el papá grita o le habla muy fuerte a la mamá, no necesariamente que le pegue, y el chico se siente impotente de enfrentarse con ese padre o madre, quedando esa agresividad guardada y la expresa a través de un insulto o un grito a un compañero o a su profesor, o de empujar a sus compañeros, lanzando cosas o tirándose al piso.

¿Qué recomendaciones puede dar?

Que hagan una reingeniería o reestructuración de las actividades que como familia tienen, siendo honestos, analizando si están dedicando el tiempo en calidad para atender las necesidades, no solo económicas, sino más bien de compañía diaria para sus hijos, escucharlos, dialogar y compartir.

Hay que recordar que los logros que alcanzan los estudiantes gracias al esfuerzo del departamento DECE se realizan con el apoyo incondicional de los padres de familia y el soporte de los tutores.

Galería de fotos